Para crear una experiencia de ensueño para tus usuarios y lograr que las personas se entusiasmen al visitarlo, necesitas elegir el esquema correcto de colores para un sitio web.
builderall





Para crear una experiencia de ensueño para tus usuarios y lograr que las personas se entusiasmen al visitarlo, necesitas elegir el esquema correcto de colores para un sitio web. En un sitio web perfecto, el diseño, el rendimiento, la navegación y una copia impecables no son suficientes. Debes brindarles a tus clientes una experiencia excelente para que se enganchen a tu marca.


El color juega un papel integral en cómo percibimos el mundo y en consecuencia, puede afectar radicalmente la forma en que percibimos un sitio web. Desafortunadamente, al diseñar un sitio web, la combinación de colores a menudo pasa a un segundo plano.


En este artículo, te comparto seis tips importantes que puedes utilizar para crear una impresionante combinación de colores para un sitio web:



No importa si tienes un conocimiento práctico de la teoría del color, o si no conoces la diferencia entre los colores primarios y secundarios. Estos consejos te ayudarán a seleccionar el esquema ideal de colores para un sitio web.






Antes de continuar, si lo prefieres puedes ver este contenido en video:







1. Conoce los conceptos básicos de la psicología del color


El papel de la psicología del color en el marketing es importante. Repasar todos los detalles llevaría demasiado tiempo, por eso te presento los conceptos básicos más importantes que debes conocer.


Las asociaciones de colores son poderosas. Las desarrollamos cuando somos bebés y, por lo general, permanecen con nosotros de por vida. Estas asociaciones son instintivas y, a menudo, subconscientes.


Muchas de estas asociaciones son bastante universales. Por ejemplo, todo el mundo aprende a asociar el color verde con las hojas y la naturaleza, y el color amarillo con el sol. Sin embargo, algunas son culturales.


Un estudio encontró que los latinos asociamos la envidia con el negro, el verde y el rojo. Por otro lado, los rusos creen que el negro, el morado y el amarillo son los colores envidiosos.


Estas asociaciones culturales son hoy más importantes que nunca, ya que muchas marcas mantienen una presencia global. Dependiendo de los colores que uses, las personas de ciertos países pueden asociar a tu marca con algo negativo, lo que definitivamente no deseas.






2. Familiarízate con la teoría del color


En pocas palabras, la teoría del color es la ciencia de cómo funciona el color. La versión más larga no es tan fácil de explicar: ¡hay cursos universitarios completos para ella!


Sin embargo, hay algunos conceptos simples que puedes aprender para enriquecer tu comprensión del uso de los colores para un sitio web. Primero, comprende los colores primarios, secundarios y terciarios.



Colores primarios


Son aquellos que no puedes obtener mezclando otros dos colores. Hay tres colores primarios: rojo, amarillo y azul.



Colores secundarios


Se crean de mezclar dos colores primarios. Por ejemplo, cuando mezclas azul con amarillo (dos colores primarios), obtienes verde (un color secundario).



Colores terciarios


Se crean al mezclar un color primario con un color secundario, que se encuentran uno al lado del otro en la rueda de colores. Estos crean colores compuestos. Por ejemplo, al mezclar azul (primario) con violeta (secundario), obtienes azul violeta (terciario).


En segundo lugar, conoce los colores cálidos y fríos. Los rojos, naranjas y amarillos se clasifican como cálidos, mientras que los azules, verdes y violetas son colores fríos.


En tercer lugar, es importante comprender los matices de los colores. No todos los colores que ves son colores puros. Muchos de los colores para un sitio web, han sido afectados de una u otra forma.


Es posible que veas un tinte (un color con blanco agregado), una sombra (un color con negro agregado) o un tono (un color con gris agregado). O podrías estar viendo un color sobresaturado o desaturado. La saturación de un color se refiere a qué tan brillante o apagado es el color.


Hay mucho más en estos matices de color, pero esos son los puntos básicos que necesitas saber para elegir combinaciones de colores para un sitio web efectivas.






3. Piensa en mezclar combinaciones de colores para un sitio web


Tu objetivo es seleccionar una combinación de colores para un sitio web. Dependiendo de la cantidad de colores con los que termines trabajando, tu esquema de color puede involucrar múltiples combinaciones de colores.


Al pensar en las combinaciones de colores para un sitio web, comprender estos matices de color es fundamental. Necesitas saber por qué ciertos colores funcionan juntos y cómo puedes modificar los colores para que se adapten mejor a tu esquema. La teoría del color es excelente para decirnos qué colores funcionan bien juntos.


Cuando seleccionas la paleta de colores para un sitio web, hay algunos aspectos más avanzados de la teoría del color que pueden ayudarte a decidir cuáles son mejores. Anteriormente, mencioné cómo combinar los colores para crear nuevos, pero también debemos ver cómo combinar diferentes colores.




Las combinaciones de colores


Hay cinco combinaciones de colores principales:


a. Los colores complementarios, se encuentran uno frente al otro en la rueda de colores. Una combinación de colores complementaria, está compuesta por un color cálido y un color frío. El rojo y el verde son un par complementario popular.


b. Los colores complementarios divididos se componen de un color base y dos colores adyacentes al complemento del color base.


c. Las tríadas y los colores tetrádicos tienen relaciones similares. Las tríadas usan colores que están espaciados uniformemente en la rueda de colores (como rojo, azul y amarillo). Los colores tetrádicos son cuatro colores compuestos por dos pares de colores complementarios (como rojo, verde, azul y naranja).


d. Los colores análogos se encuentran uno al lado del otro en la rueda de colores. Como resultado, son extremadamente similares, como el verde y el amarillo verdoso.


e. Los colores monocromáticos, son variaciones del mismo color. Esto se logra mediante el uso de tintes, matices y tonos.


Piensa en estas combinaciones de colores como tus herramientas. Dado que todas funcionan muy bien, no tienes que preocuparte de que los colores para un sitio web no coincidan. Ahora que conoces las combinaciones exactas que puedes emplear, piensa en cómo usarlas juntas para crear una combinación de colores poderosa y atractiva.






4. Mantenlo simple


Al elegir una combinación de colores para un sitio web, piensa en la simplicidad. Un esquema de colores muy complicado y ajetreado, a menudo confunde el ojo. Mantenerlo simple tiene dos grandes beneficios.


El principal es que la simplicidad puede unir sin esfuerzo un esquema de color. Si solo tienes unos pocos colores para un sitio web, todo se verá unificado (al menos si has utilizado una de las combinaciones de colores que mencioné anteriormente).


El otro gran beneficio, es que los espectadores no tienen que esforzarse mucho para procesar lo que ven, uno de los sellos distintivos de un gran sitio web. Mientras más te excedas con los colores de un sitio web, más confundidos estarán tus usuarios. Los diseños simples tienen un gran impacto; tenlo en cuenta al seleccionar la combinación de colores para un sitio web.






5. Contrasta los colores para un sitio web


Piensa en el contraste. Es uno de los elementos más importantes de un buen diseño, que puedes utilizar al crear la combinación de colores para un sitio web.


Eso se debe a que el contraste crea impacto. Específicamente, el contraste puede llamar la atención sobre ciertas partes de la página. Los colores complementarios funcionan muy bien juntos, porque contrastan entre sí.


Hay una gran cantidad de investigaciones sobre la elección del color de los llamados a la acción, que demuestran que los botones que se destacan convierten mejor. Si hay algo que realmente deseas que tus usuarios noten, hazlo contrastar con el resto de la página (o al menos con los elementos de diseño más cercanos).






6. Integra tu marca


Finalmente, considera cómo juega tu marca en la combinación de colores. Es probable que tu marca ya tenga ciertos colores asociados. Si ese es el caso, puedes usar tu paleta de colores existente para ayudar a crear la combinación de colores para un sitio web. Sin embargo, es posible que debas modificar los colores de tu marca.


Si uno de los colores que has elegido tiene un significado negativo, considera elegir un color diferente. Esa es la clave: piensa en las asociaciones de colores que tienen las personas con los colores que elegiste. ¿Estas asociaciones son coherentes con los valores sobre los que has construido tu marca? También es útil ver lo que han hecho otras marcas.






Conclusiones


Ya tienes todas las herramientas que necesitas para crear un esquema de colores para un sitio web atractivo y sorprendente. Tal vez necesites un poco de prueba y error, pero eso forma parte del proceso. Cualquier buen esquema de color siempre pasa por una buena cantidad de iteraciones.


Estos principios de diseño tienen muchas más aplicaciones que sólo para elegir los colores para un sitio web. Este conocimiento te será útil en el futuro. Puedes usarlos para optimizar tus publicaciones en las redes sociales o las infografías, pero por ahora, comienza con tu sitio web.






Valoro mucho tu opinión, por favor escribe un comentario y comparte esta entrada en tus redes sociales, para que más personas conozcan esta información.