5 errores al establecer objetivos SMART

Hablemos de los objetivos SMART y de tu plan de marketing, porque es hora de pasar de los sueños y los tableros de visión, a resultados tangibles y procesables. Bien seas un equipo de uno, o el propietario de una pequeña empresa próspera, tu éxito depende de establecer y lograr tus objetivos SMART.

Sube tu negocio de nivel y la gestión empresarial, mediante el uso de la técnica de establecimiento de objetivos SMART. SMART es el acrónimo de Specific (específico), Measurable (medible), Achievable (alcanzable), Relevant (relevante) y Time-bound (oportuno).

Objetivos SMART

Específicos

Define exactamente lo que deseas lograr. Esta es la diferencia entre «Quiero comer más sano» y «Mi objetivo es comer verduras frescas, carnes magras y alimentos no procesados».

Cuando tu objetivo es vago, lo más probable es que no lo logres. Por ejemplo, si tienes una cafetería y deseas aumentar los ingresos, tu objetivo podría ser venderle a más de 10 personas al día y agregarle un pastel a su taza de café de la mañana.

Medibles

¿Cómo vas a medir si has cumplido tu objetivo? Esto podría ser un aumento en las ventas, el tráfico, las reseñas o las referencias. Define cómo vas a distinguir la diferencia, entre cuando comenzaste y cuando lograste tu objetivo.

Alcanzables

Hay una diferencia entre un objetivo ambicioso y uno que se sale de la realidad. ¿Puedes alcanzar tu objetivo de manera realista, dado tu tiempo, recursos y experiencia?

Relevantes

¿Cómo se relacionan tus objetivo con tu negocio? Los objetivos útiles son estratégicos y reflexivos. Asegúrate de no desviarte demasiado. Esta es la diferencia entre tomar un curso para actualizar tus habilidades contables, versus querer aventurarte en la venta de galletas caseras. Si bien es cierto que puedes tener muchas pasiones y pasatiempos secundarios, tus objetivos deben ser relevantes para tus habilidades y tu negocio.

Oportunos

¿Cuándo quieres lograr tu objetivo? Establece una fecha objetivo clara para ese momento.  Puedes establecer (y medir) hitos para llegar allí, de modo que el resultado no se sienta tan abrumador.

Errores al establecer los objetivos SMART

Ahora que tienes un plan de acción claro, estos son los cinco errores más grandes que pueden descarrilar tus esfuerzos para alcanzar tus objetivos SMART.

1. Pones tu visión demasiado alto

¿Recuerdas la parte alcanzable de tu objetivo SMART? Asegúrate de establecer objetivos realistas y manejables. Está bien tener grandes sueños, pero divídelos en pequeños componentes, y no intentes cambiar demasiados aspectos de tu comportamiento o de tu negocio, al mismo tiempo. Si deseas tener un negocio millonario, tal vez sea mejor comenzar concentrándote en un plan de cinco años, con metas de ingresos anuales.

2. Errores en los objetivos SMART: estableces resultados vagos

Sé concreto sobre lo que pretendes dominar. Por ejemplo, supongamos que tu objetivo es aprender optimización de motores de búsqueda (SEO). Este no es un objetivo alcanzable en sí mismo, ya que el SEO tiene muchas partes móviles.

¿Qué tal si mejor defines algo como esto? Durante los próximos 30 días, tomaré un curso de posicionamiento web, para aprender los conceptos básicos de SEO, incluidas las optimizaciones onsite y offsite. Ser específico, también te ayuda a identificar los próximos pasos correctos a seguir.

3. No ves el fracaso como un camino hacia el éxito

¡El fracaso tiene tan mala reputación! Incluso los dueños de negocios más exitosos, tienen una larga lista de fracasos. Por ejemplo, Steve Jobs fue despedido de Apple en 1985, la empresa que cofundó desde su garaje. Luego regresó, y pasó a revolucionar la música y los teléfonos móviles.

Considera ver el éxito como la unión de pequeños fracasos, mismos que te brindan información importante, que te ayudan a refinar tus estrategias para lograr tu próximo objetivo. Tus pasos en falso, también podrían darte la fuerza para superar los obstáculos en tu camino. Aprende a ver tus fracasos, sólo como pequeños desvíos del camino hacia el logro de sus objetivos.

4. Errores en los objetivos SMART: no planificas los problemas

Incluso con las mejores intenciones, la vida a veces se interpone. Si sabes que ciertos obstáculos te van a desviar de tu objetivo, crea un plan que te ayude a superarlos.

Hay una razón por la que se llaman objetivos, y no resultados. No importa qué tan bien planifiques con anticipación,  hacer cambios a lo largo del camino es inevitable. Planea ser flexible.

5. Evitas el compromiso

Al establecer tus objetivos SMART, haz del calendario un aliado. No se trata solo de autocontrol; se trata de las estrategias y planes que implementas para alcanzar tus objetivos. Reserva un tiempo cada semana, para concentrarte en tomar las medidas necesarias que te ayuden a avanzar hacia tu objetivo.

Decidir de antemano cuándo y dónde transformar tus metas, en realidad puede duplicar o triplicar tu éxito.

Heidi Grant Halvorson | Autora de libros de productividad y profesora de la Universidad de Columbia

Es posible tener un negocio próspero o crear un camino deliberado y concreto hacia el éxito, empleando el método de objetivos SMART. En esencia, fomentan la disciplina y te ayudan a mantener el enfoque en tus objetivos, y en las estrategias y tácticas que necesitas usar para alcanzarlos. Sin embargo, es importante mantener el rumbo y no descarrilarte con sueños elevados y vagos, posibles obstáculos o el miedo al fracaso.

Valoro mucho tu opinión, por favor escribe un comentario y comparte esta entrada en tus redes sociales, para que más personas conozcan esta información.

Últimas entradas

Deja un comentario